Translate:

La firma global de servicios legales líder en Latinoamérica, Baker McKenzie participó en la reciente negociación de la compañía de energía colombiana Empresa de Energía de Boyacá ("EBSA"), una venta histórica en el país. Con la representación de Brookfield Infrastructure, el 99.2% de las acciones de EBSA se vendieron a Northland Power Inc. por más de USD 700 millones (incluida la deuda existente) sujeto a posibles ajustes en el precio final de compra tras la aprobación final de la transacción por parte del ente regulador. Esta venta marca un cambio importante en la propiedad de uno de los principales actores en el mercado energético colombiano.

 

La operación se llevó a cabo exitosamente a través del trabajo conjunto entre las oficinas de Baker McKenzie en Bogotá y Nueva York. El alcance global de la Firma permitió la colaboración regional del trabajo para los clientes involucrados. El equipo a cargo de esta transacción incluyó a Andrés Crump (socio líder de la operación), y los asociados Natalia Gutiérrez de Larrauri, Natalia Ponce de León y Felipe Sanclemente de Colombia, así como los socios Mark Mandel y Nicholas Marchica, y la asociada Laura Estrada-Vásquez de Baker McKenzie en Nueva York.

 

"Colombia es uno de los mercados clave en América Latina, ya que el sector energético continúa creciendo en toda la región", explica el socio líder Andrés Crump de Baker McKenzie. "Nuestra asociación con Brookfield Infrastructure en este acuerdo histórico con Northland Power demostró la amplitud del conocimiento regional de Baker McKenzie y la atención a los detalles en el trabajo con nuestros clientes".

 

EBSA proporciona energía a aproximadamente 1.3 millones de personas en el departamento de Boyacá, Colombia y sus alrededores.

Explore Our Newsroom
See All News