Translate:

El 19 de diciembre de 2019 la Secretaría de Economía publicó en el Diario Oficial de la Federación el Reglamento de la Ley Federal de Protección al Consumidor (el Reglamento), que entró en vigor el 20 de diciembre de 2019 y abroga el reglamento que se encontraba vigente desde 2006.

El Reglamento incluye diversas disposiciones y procedimientos que, si bien estaban previstos de manera muy general en la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) o se realizaban en la práctica, no estaban suficientemente desarrollados.

Además, se explican de modo más específico diferentes definiciones. Por ejemplo, el Artículo 2 del Reglamento señala que la referencia a "productos" se deberá entender como bienes muebles, y que los "productos nuevos" son aquellos de primer uso. Para el caso particular de los automóviles, se consideran como nuevos cuando se comercializarán por primera vez y no tengan más de 1,000 km recorridos.

Con respecto a los procedimientos que se detallan en el Reglamento, se incluyen los siguientes:

  • Registro de Consumidores - Mediante este procedimiento, aquellos consumidores que no deseen que su información sea utilizada para fines publicitarios podrán registrarse ante el Registro Público de Consumidores;

  • Revisión voluntaria de publicidad - Los proveedores podrán someter a opinión de la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor (PROFECO) su publicidad, previa a ser mostrada a los consumidores. Este procedimiento se conocía como copy advice y con esta modificación se establece un procedimiento claro en el Reglamento para realizar la revisión voluntaria de publicidad;

  • Procedimiento de alertas sobre llamados a revisión - Se incluye un nuevo capítulo en el Reglamento en el que se detallan las reglas procedimentales a fin de emitir una alerta a los consumidores por mercancía que pueda poner en riesgo su vida, salud, seguridad o economía. Se define como llamado a revisión a la comunicación por cualquier medio por el cual se informa al consumidor sobre la existencia de productos defectuosos o dañinos, con la finalidad de que se revise, repare o en su caso reemplace el producto o servicio;

  • Veracidad de la información- A fin de que los proveedores puedan demostrar la veracidad de la información y publicidad de sus productos, podrán presentar ante PROFECO evidencia que así lo demuestre. Dicha evidencia consistirá en documentación científica y objetiva, estudios técnicos, resultados de laboratorio o de investigación acreditados por organismos nacionales o internacionales con capacidad científica y técnica;

Adicionalmente, se incluyen nuevos conceptos para definir a las conductas o prácticas comerciales abusivas, en adición a las contempladas en la LFPC. Algunas de dichas prácticas son: manipulación de precios como consecuencia de contingencias sanitarias, realización de actos sin consentimiento expreso del consumidor, cobro de cargos no autorizados, entre otros.

A raíz de las modificaciones en la LFPC por medio del cual se faculta a PROFECO a imponer multas, el Reglamento establece que ahora dichas multas se considerarán como créditos fiscales, los cuales se sujetarán a un procedimiento administrativo de ejecución previsto en el Código Fiscal de la Federación.

El Reglamento establece que la facturación a consumidores deberá hacerse, a elección del consumidor, por medios electrónicos u ópticos.

De igual forma, este reglamento define a las medidas de apremio como aquellas acciones que tiene que llevar a cabo PROFECO para hacer cumplir de manera forzada los actos administrativos que haya ordenado y que no sean cumplidos. Las medidas de apremio se establecerán dependiendo la gravedad del acto que incluye la falta de asistencia a una audiencia conciliatoria, cuando el proveedor no cumpla con la suspensión de publicidad o comercialización de algún producto o cuando la veracidad de la publicidad no sea comprobable. Dentro de estas medidas, se incluye la prisión preventiva hasta por 36 horas.

Finalmente, se crea un nuevo capítulo dirigido a la compensación por retrasos de vuelos atribuibles a los concesionarios de transporte aéreo de pasajeros. Se creará un registro que incluya las políticas de las aerolíneas sobre compensaciones e indemnizaciones e a los pasajeros por demoras y retrasos de vuelos, cancelaciones o sobreventas.

¿Cómo podemos ayudar?

Estamos a sus órdenes para conversar con ustedes acerca del nuevo Reglamento, así como para ayudarles con el análisis de las implicaciones de estos cambios en sus operaciones y apoyarlos en el políticas y acciones de cumplimiento de estas disposiciones legales aplicables.

Explore More Insight
View All