Translate:

El 29 de agosto de 2016 la Comisión Reguladora de Energía (CRE) publicó en el Diario Oficial de la Federación la NOM-016-CRE-2016 señalando las Especificaciones de Calidad de los Petrolíferos (la "NOM-016"), permitiendo incluir hasta en un 5.8%, etanol, como oxigenante a las gasolinas Magna y Premium.  Posteriormente, se emitió el Acuerdo A/028/2017 publicado con fecha 26 de junio de 2017, por medio del cual la CRE modificó la NOM-016 en lo relativo al porcentaje permitido de mezcla de etanol como oxigenante, elevando hasta un 10% (el Acuerdo Modificatorio).

Atendiendo a las razones vertidas por Mario Sergio Zúñiga Luján, se impugnó el Acuerdo Modificatorio mediante un amparo señalando la violación al artículo 4, 14 y 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (Constitución), en relación con el primer párrafo del artículo 25 que otorga la garantía del desarrollo integral sustentable del desarrollo nacional. Dada la relevancia e impacto de dicho Acuerdo Modificatorio y ante la solicitud de ejercicio de la facultad de atracción del Primer Tribunal Colegiado en materia Administrativa del Tercer Circuito, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (la Suprema Corte) sesionó para resolver sobre el ejercicio de sus facultades de atracción y resolver el amparo en revisión 610/2019.

Al respecto, con fecha 15 de enero de 2020 se da a conocer que la Suprema Corte declaró inconstitucional el Acuerdo Modificatorio bajo el argumento del vínculo entre derechos fundamentales y el medio ambiente. En consecuencia, se anuló el Acuerdo Modificatorio y, por ende, se invalidó el aumento en el porcentaje permisible de etanol en las gasolinas Magna y Premium, revirtiendo los límites a como estaban previo a la emisión y entrada en vigor del Acuerdo Modificatorio, es decir el límite de 5.8%.

La Suprema Corte aplicó el principio de precaución ambiental, que contempla la prohibición de que un solo individuo o autoridad emita una decisión que pueda tener como consecuencia el permitir daños serios e irreversibles al medio ambiente por no valorarse debidamente la magnitud del problema. En ese sentido, la Suprema Corte resolvió que para modificaciones que conlleven un impacto de la magnitud como se determinó para el Acuerdo Modificatorio, se requerirá de la intervención y valoración de profesionales especializados en la materia que determinen las consecuencias ambientales. Asimismo, la Suprema Corte determinó que se deberá permitir la participación ciudadana en la modificación o cancelación de las normas que puedan atraer una afectación en el medio ambiente.

Impacto de esta resolución:

  • Dada la invalidación del Acuerdo Modificatorio, no sólo se impacta el porcentaje de contenido de etanol en las gasolinas, sino todas las demás disposiciones que se modificaron a través de dicho Acuerdo Modificatorio (revirtiendo los efectos a como estaban originalmente la NOM-016)

  • Aunque en principio únicamente invalida y afecta la exigibilidad del Acuerdo Modificatorio, la resolución podría dar pie a solicitudes posteriores, o utilizarse para impugnar decisiones de cualesquiera autoridades (incluyendo órganos reguladores) que no cumplan con las valoraciones, estudios por parte de los profesionales especializados o participación ciudadana
Explore More Insight
View All