Translate:

El 12 de noviembre del 2019, la Secretaría de la Función Pública (SFP) publicó en el Diario Oficial de la Federación el "Acuerdo por el que se emiten las disposiciones en materia de recepción y disposición de obsequios, regalos o similares, por parte de las personas servidoras públicas del Gobierno Federal."

La SFP reiteró lo dispuesto en la Ley General de Responsabilidades Administrativas (LGRA) y en el Código de Ética aplicable a los servidores públicos del gobierno federal, y determinó que los servidores públicos deben abstenerse de recibir obsequios, regalos o similares, con motivo del ejercicio de sus funciones.

En este sentido, en caso de que los servidores públicos reciban algún obsequio derivado de su encargo, deberán informarlo al Órgano Interno de Control de la entidad gubernamental a la que estén adscritos y deberán ponerlo a disposición de la autoridad encargada de la administración y enajenación de bienes públicos.

La SFP reconoció la esfera privada de la vida de los servidores públicos y permitió que, en este ámbito, los mismos acepten regalos siempre que (i) no sean entregados con motivo de su cargo público; (ii) no se afecte la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia de sus funciones; y, (iii) no genere un beneficio indebido o un perjuicio al interés público.

De igual forma, la autoridad encargada del control interno estableció que los servidores públicos tienen la prohibición de recibir obsequios, regalos o similares, de los proveedores o contratistas del Gobierno Federal.

Las conductas que realicen los servidores públicos en contravención a las disposiciones serán sancionadas conforme con la LGRA, con independencia de la responsabilidad en la que pudieran incurrir los particulares que entreguen los obsequios, regalos o similares.

En Baker McKenzie reiteramos nuestro compromiso con el cumplimiento a las disposiciones en combate a la corrupción y quedamos a sus órdenes para apoyarle con cualquier tema relacionado con esta publicación.

Explore More Insight