Translate:

Descargar Guía 

Panorama Económico 2019

El desarrollo económico de Perú fue sostenido y excepcional durante la década 2003-2013, creciendo el Producto Bruto Interno (PBI) real a una tasa promedio anual de 6,6%, siendo este crecimiento el más alto de América Latina y uno de los más importantes a nivel mundial. Sin embargo, dicho desempeño se vio afectado significativamente en el año 2014, en un contexto de crisis internacional. Desde entonces, Perú ha pasado a tener un crecimiento que no ha superado el 4,0%

Dicha desaceleración se debió a factores externos, entre ellos la debilidad de la Eurozona, la desaceleración de China, la caída de los precios de las materias primas y el estancamiento de Sudamérica, todo lo cual se reflejó en menores exportaciones reales y menor flujo de capitales externos. Pero también se debió a factores internos, entre ellos el menor crecimiento de la inversión privada y pública, así como el menor crecimiento del consumo interno.

El actual gobierno se encuentra a la mitad de su mandato sin haber podido retomar la confianza de los empresarios y agilizar los plazos para la inyección de capital. Su gestión ha sido particularmente afectada por la crisis de corrupción relacionada al escándalo de las empresas constructoras brasileñas con alcance en varios otros países -Lava Jato- y la inestabilidad política propiciada desde el Congreso de la República de mayoría opositora, lo cual motivó inclusive la renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynsky y la asunción de mando del vicepresidente Martín Vizcarra.

No obstante todo ello, Perú se ha mantenido con un desempeño por encima del promedio de América Latina y el Caribe. Según el Banco Mundial, se proyecta como la quinta economía más dinámica de la región en los próximos 3-5 años, detrás de Panamá, República Dominicana, Paraguay y Honduras, de un total de 27 países.

Luego de cerrar el 2018 con un crecimiento estimado del PBI del orden de 3,9%, el Banco Mundial proyecta un crecimiento similar de la economía peruana de 3,8%, en un contexto en que América Latina y el Caribe crecerían 1,7%, mientras que la economía mundial crecería 2,9%, con riesgo de desaceleración.

Explore More Insight
View All