Translate:

El pasado 28 de agosto de 2017, Petróleos Mexicanos ("Pemex") publicó en el Diario Oficial de la Federación el Aviso por el que se da a conocer la publicación del Código de Ética de Pemex, sus Empresas Productivas Subsidiarias y Empresas Filiales, en el Sistema de Control Normativo Institucional y en la página de internet de Pemex.

El Código de Ética establece las reglas de ética corporativa aplicables y obligatorias para todo el personal que labora en Pemex, sus Empresas Productivas Subsidiarias y Empresas Filiales, y en él se desarrollan los principios éticos de respeto, igualdad y no discriminación, efectividad, honradez, lealtad, responsabilidad, legalidad, imparcialidad e integridad, que rigen la conducta y acciones cotidianas de quienes conforman Pemex.

Para apoyar el cumplimiento del Código de Ética y hacer más clara su aplicación, el mismo día se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Código de Conducta de Pemex, sus Empresas Productivas Subsidiarias y, en su caso, Empresas Filiales ("Pemex y sus Empresas"), el cual deja sin efectos al Código de Conducta que estaba vigente a partir del 9 de febrero de 2015.

Este nuevo Código de Conducta es obligatorio para el personal de Pemex y sus Empresas, así como para cualquier persona o empresa que actúe en su nombre o representación. Al respecto, las Empresas Filiales de Pemex podrán adherirse al Código de Conducta o, en su caso, emitir su propio código siempre y cuando éste se encuentre alineado a los principios contenidos en el Código de Ética de Pemex.

El Código de Conducta establece el marco de las conductas esperadas y permitidas para las personas que trabajan en y para Pemex y sus Empresas, así como las que no serán toleradas: relaciones personales; recursos; información; regalos e invitaciones; conflicto de intereses; soborno y corrupción; transparencia, drogas y alcohol; relaciones con las comunidades; eficiencia; hostigamiento y acoso sexual; y mobbing o acoso laboral. Dichas conductas se definen y desarrollan a lo largo de este documento con el fin de asegurar en todo momento que el comportamiento del personal de Pemex y sus Empresas sea ético y apegado a la normatividad.

A diferencia del Código de Conducta anterior, destaca la inclusión de la sección Soborno y Corrupción, la cual tiene como objetivo asegurar la eliminación de prácticas corruptas. En esta sección se define el término corrupción como "el uso y abuso de cualquier cargo público para obtener ganancias personales." Asimismo, se establece la prohibición de actos de soborno, fraude, lavado de dinero, pagos de facilitación, corrupción y cualquier acción realizada con el fin de obtener, intentar obtener, o generar un beneficio personal en operaciones de Pemex y sus Empresas. Se hace énfasis en que la participación, directa o indirecta, en cualquiera de estos actos será sancionada y reportada a las autoridades competentes. Sin embargo, no regula de forma explícita las comunicaciones entre empleados de Pemex y sus Empresas por un lado, y proveedores y otros terceros, por otro lado. Estas comunicaciones destacan con frecuencia en los reportes de corrupción que han publicado, entre otros, el Departamento de Justicia de EEUU.

Asimismo, destaca el establecimiento de una Línea Ética como mecanismo de coordinación y comunicación para la atención y asesoría de casos en materia de ética en el interior de Pemex y sus Empresas (no es para uso de externos, como proveedores), así como cualquier duda o denuncia sobre posibles violaciones al Código de Conducta. Aunado a lo anterior, destaca la adopción de una Política de No Represalias, la cual prohíbe y sanciona los actos de represalias contra aquellos que comuniquen o denuncien cualquier conducta contraria al Código de Conducta, garantizando su confidencialidad y protegiendo su identidad.

Por último, destaca la inclusión de la sección de Infracciones y Medidas Disciplinarias las cuales serán aplicables al personal de Pemex y sus Empresas, como consecuencia del incumplimiento y violación al Código de Conducta, que incluyen sanciones disciplinarias de carácter laboral que van desde una amonestación hasta la rescisión de la relación laboral, así como acciones o sanciones de naturaleza administrativa, civil, mercantil o incluso penal, dependiendo de la gravedad del caso.

En Baker McKenzie, estamos comprometidos a compartir información importante con nuestros clientes y amigos para promover las prácticas anti-corrupción. En caso de cualquier duda que pudiera surgir, por favor no dudes en contactarnos.

Explore More Insight
View All